Home page » About Us » PISCES en Español » Quién pesca en el Mar Celta?

Quién pesca en el Mar Celta?

El Mar Celta no es un topónimo muy conocido en España, pero sí lo es el Gran Sol: caladero al sur de Irlanda, mítico por sus tempestades y la dureza de la pesca. El Mar Celta incluye el Gran Sol y también las aguas a su oeste. Resulta curioso recordar que el nombre de Gran Sol proviene de una mala traducción del francés ‘Grande Sole’, que significa ‘Gran Lenguado’.

La flota de Gran Sol: de ‘los 400’, a 141

De los 10.000 buques de pesca que forman hoy la flota pesquera española, 141 pescan en el Mar Celta - conocida como la “Flota del Gran Sol”-, siendo la mayoría de ellos arrastreros, palangreros y de redes de enmalle.

Spanish fishing boat for PISCES

Desde principios del siglo XX, los avances tecnológicos en los buques pesqueros (en teledetección de bancos de peces o en conservación de las capturas) permitieron que la flota española extendiera su radio de acción, alejándose de la costa y accediendo, entre otros, al banco del Gran Sol. En ese momento su nombre era ‘la flota de los 400’, y reflejaba el número de buques que solían pescar allí (416), con base en el País Vasco, Galicia, Asturias y Cantabria.

En 1980, España perdió los derechos de pesca en esas zonas, y pasó así a faenar al amparo de acuerdos anuales bajo un sistema de cupos y licencias por buque que la Comunidad Europea fue reduciendo paulatinamente.

Con la entrada de España en la UE (1986), el Tratado de Adhesión de España creó la denominada “lista de los 300”, de los cuales sólo 150 podían faenar simultáneamente. La flota fue disminuyendo progresivamente hasta alcanzar los 141 buques actuales la mayoría gallegos y, en menor número, también vascos y cántabros.

¿Qué pescado del Mar Celta apreciamos más?

La flota pesquera española que faena en el Mar Celta está interesada en las especies de fondo. Entre ellas, destacan la merluza (no muy apreciada en otros mercados, como el inglés), junto al rape, gallo, lenguado y cigala, muy valoradas por el consumidor español; pero también especies de mar abierto, como la bacaladilla, jurel o caballa. Los barcos están unas dos semanas fuera y el pescado se comercializa ‘al fresco’, ya que se descarga refrigerado (ni salado, ni congelado), para consumo directo.

Otros países que faenan en Gran Sol son Francia, Bélgica, Alemania, Bélgica, Irlanda, Reino Unido y Holanda. Las flotas de altura estos tres últimos países capturan sobre todo especies pelágicas para la elaboración de harina de pescado.

Fishing boats